domingo, 31 de mayo de 2015

INMADUREZ





INMADUREZ

Una vez que hable del amor en los jóvenes de ahora, un padre con hijas me decía que se quedaba asustado por lo que había leído, y que solo de pensar que sus hijas podían estar sufriendo esa clase de vejaciones le dejaba cao.


La juventud también acosa, y por falta de experiencia la chica cree que es que la quiere mucho (no saben de la vida) y saben que se las controla, y consienten el grito, incluso en bofetón por la impotencia de los inmaduros que “tanto las quieren” y que son un proyecto de hombre si alguna vez llegan a serlo, que con ese proceder creo que nunca lo serán.


El que pega porque sus ganas de "todo" no son aceptadas llegaran a las manos cada vez que quieren, cuando se consiente la primera vez creen tener toda la razón para seguir haciéndolo, la chica está asustada, y él se convertirá en el  carcelero de un corazón que quiere empezar a vivir.


Los padres debemos estar alerta, nada nos impide cuidar de nuestras hijas aunque sea en exceso, hay que estar siempre alerta a los cambios, si una chica que empieza a salir llena de alegría y vida, vuelve a casa con los ojos rojos, y el rostro demacrado... ¡¡¡¡ PELIGRO!!! Algo está pasando que no nos cuentan, hay que hablar con sus amigas y leer entre líneas.


El maltratador nace, no se hace. Ojo avizor siempre con nuestras jóvenes, quitemos de su cabeza al maltratador de turno, y al hijo de puta que las hacen prisioneras de su inmadurez.





10 comentarios:

  1. Muchas razón en lo que expresas en esta entrada. Es una pena que ya desde tan jóvenes muestren esos instintos tan malvados con la persona que los adora, y ellas no sean capaces de ver, que no las aman, sino que quiere ser su dueño absoluto.
    Creo también que las mujeres que le suceden estas cosas, son débiles de carácter, porque sino en la primera embestida de estos animales, tendrían que responderles agresivas para que vieran que con ellas no se juega, pero claro, el amor es tan ciego en esos casos, que cuando se dan cuenta ya es tarde, por eso veo muy interesante lo que dices de que los padres tienen que saber leer las señales, aunque no sé si harían mucho caso cuando trataran de ayudarlas y darles los consejos apropiados.
    Un placer pasar por tus letras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad dices Elda, no podemos consentir que nuestras jóvenes caigan en manos de maltratadores que no dejaran que ellas sean libres jamás. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Creo que tienes razón el maltratador no se hace sino que nace, o al menos ya lo mama desde la cuna. Con estos ocurre como con los asesinos.

    Besos Lola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rafa, se que me comprendes, tu tienes hijas (creo). Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me ha encantado tu bloc, tienes unos posts muy interesantes,ha sido un regalo mirarlo. Te invito a visitar el mio, esta semana Renovándome por dentro....y por fuera.... te espero en elracodeldetall.blogspot.com para descobrirlo y espero que te guste. Ah! Si no eres seguidora deseo que te hagas, gracias por visitarme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Julia, son post muy duros, de mujeres maltratadas, sin amor ni esperanza, sus días son horribles, y no saben cómo seguir adelante. Gracias por entenderlo. Un beso.

      Eliminar
  4. Hola amiga Lola.
    Así es, estas situaciones son tan ancianas como la vida misma, y no se les ve el final, muy bien escrito.

    No te tengo en olvido, a veces paso leo rápido y salgo sin comentar por falta de tiempo.
    Hoy tengo unos minutos y disfruto de tus bellas letras y todo en conjunto.
    Un afectuoso saludo desde mi ausencia y un cariñoso abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias siempre por tu vuelta amiga mía. Me alegra mucho saber que sigues cerca. Un beso.

      Eliminar
  5. Muy buena reflexion
    En mi pais se produjo la muerte de niñas-adolescentes que estruja el corazon
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, cada día parece más normal que pasen estas cosas, pero no debemos quedarnos tranquilos, tenemos hijas, y nietas, no dejemos que nada de eso pueda sucederles. Un beso.

      Eliminar